Inicio > trabajo > Café con aroma de mujer…

Café con aroma de mujer…

Ron Kinball
Cuál es el misterio que existe entre las oficinas y las cafeteras??

ELLA llega a la oficina siempre puntual.  Pareciera que a veces tiene un ángel de la guarda que le despeja el camino, porque siempre llega puntual. O tal vez será que la impuntualidad es algo que le hace perder los estribos al punto de cambiarle el humor y poder estar maldiciendo el resto del día al impuntual.

Pero volvamos al tema: el café. Como le gusta empezar el día con un rico cafecito, cada día se dirige a la cocina de la empresa. Y como cada día, encuentra la cafetera con un restito del día anterior. Grrrrrrrrrrrrrrrrrr. ELLA lava la cafetera y prepara café nuevo. Hasta el tope, que haya mucho café! Así cuando quiera ir por la segunda taza, no tendrá que hacerse malasangre porque el culito de café que dejó el último degenerado que se sirvió no alcanza ni para pintar dos gotas de leche.


E indefectiblemente, y de acuerdo a la inexorable teoría que rige el funcionamiento de las oficinas, NO hay café cuando ella regresa a la cocina, a eso de las 10 de la mañana.
Anuncios
Categorías:trabajo
  1. alymarja
    septiembre 10, 2010 en 12:55

    Hola Cyber!
    No sabía que tenías un blog, pero vistes como una llega a enterarse 😛
    Ya voy a ponerme a leer y gracias por tu visita!
    Besotes
    Alymar

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: