Inicio > CAROLINA, ELLA > De visita

De visita

http://www.degatos.com
ELLA visitó a su amiga Carolina, quien vivía en un coqueto departamento de dos ambientes, en Junín y Azcuénaga. Como de costumbre, pasó antes por una preciosa confitería cercana y pidió los acostumbrados sandwichitos de pavita.
A ELLA  le gustaba ir a lo de Carolina porque se entendían, hablaban el mismo “idioma”. Aún cuando conversaban sobre bueyes perdidos, hablando al mismo tiempo, mezclando ideas y saltando de tema en tema a la velocidad de la luz, era factible mantener el nivel de interés de la conversación aunque a la vez era necesario tomarse unos segundos para ordenar los acontecimientos.
ELLA llegó a la hora en punto y tocó el timbre.
– Quién es? – preguntó Carolina a través del viejísimo portero eléctrico.
– Soy yo, ELLA.
– Ya bajoooooooo!- se oyó, junto con un zumbido penetrante, originado tal vez por la caducidad ya evidente del intercomunicador.
Se saludaron, y juntas tomaron el también antiquísimo ascensor.  ELLA pensó en quién las socorrería si el ascensor fallaba y terminaban estroladas*, nuevamente en planta baja…
Cuando salían en el piso indicado, y recuperando el aliento luego de tanta adrenalina (sí, cada viaje en el ascensor implicaba una descarga digna de medición clínica), la puerta de la escalera se abrió.
Repentinamente, la vecina del B apareció con la cabeza tapada con el abrigo. Sí: con el abrigo en LA CABEZA, y toda agitada. Cabe aclarar que la niña era oriunda de Corrientes, y por lo tanto hacía gala de un delicioso acento.
-Qué te pasa?  Por qué tenés la campera en la cabeza? – increpó Carolina, sinceramente intrigada.
-Es que sino, TE AYANCA EL CUERO CABEIUDO!!!!!
-Eh? Qué cosa te arranca el cuero cabelludo?- traduje inmediatamente.
-EL MURCIELAGO, te ayanca el cuero CABEIUDO!!!!-increpó la vecina, hablando a través del abrigo.
-MURCIELAGOOOOOO????  Dóndeeeeee???-y Carolina ya metía la llave en la cerradura.
-Ahí, ahí…. Ayyy, aiudame, traé una escoba!!!-la vecina ahora saltaba, tal vez en un intento de deshacerse del hipotético murciélago que sobrevolaba su hipotética cabeza.
-Sabés qué… mejor metete en tu casa que yo llamo al encargado.

*estroladas: golpeadas, maltrechas a golpes
Anuncios
Categorías:CAROLINA, ELLA
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: